jueves, 31 de enero de 2013

Senderismo



Algún día mi blog debe, también, hacer honor al senderismo. Cuando estéis jubilados (los que aún no lo estáis), podréis los lunes por la mañana, por ejemplo, disfrutar de la naturaleza.
Está bien esto de la ciudad, la cultura, la política, el cine, el teatro. Pero de vez en cuando rendir pleitesía a la naturaleza, sólo en forma de contemplación y paseo por ella, es una delicia.
Como muestra ahí van algunas fotos del último paseo. No son mías, pero espero que a Enrique no le moleste que mi blog las de publicidad.
 Enrique es quien prepara nuestros paseos de los lunes. Lo hace tan bien que el grupo de quienes paseamos llega ya a la cincuentena… y lo que te rondaré morena. No os podéis imaginar la impresión que causamos, a veces, cuando nos ven como una legión invadiendo trenes o autobuses, caminos o bidegorris, bares o parques.
Disfrutad de la vista.








Zorionak, Koldo (sin propaganda).

jueves, 24 de enero de 2013

Más de teatro



Todavía me colean dos asuntos de la última representación que vi de “La vida es sueño”. Mucho más interesante que todas esas noticias que se repiten una y otra vez sobre fraudes, robos, corrupciones,…

La primera de ellas, es que no dije nada de la actuación de Marta Poveda. Yo soy muy despistado y muchos de vosotros la conoceréis ya de otras cosas (ha hecho varias en la tele). Pero a partir de ahora no la perdáis de vista.
Ni tampoco a Juan Mayorga. Además de dirigir esta versión de Calderón, Mayorga es uno de los directores y escritores de teatro españoles más interesantes y más representados.
La verdad es que yo he sido un lector empedernido de teatro. Pero hacía mucho tiempo que no leía más que los clásicos o el teatro de los años 60´ (a los que repaso de vez en cuando, a razón de una docenita de obras por año). No es fácil encontrar teatro escrito. Acabo de leer “El chico de la última fila”, del citado Mayorga. La lectura pierde toda la plasticidad que se adivina en lo que será su representación. Os recomiendo que no la perdáis de vista si llega a los escenarios. Os tendré al corriente. Y, si alguien se anima a leer…
Os dejo además lo último que he escrito: “Novelista”. Estará en una página nueva de las que se abren aparte.

miércoles, 23 de enero de 2013

Leyendo el periódico



Sacudo ligeramente mi pereza para repasar el periódico de esta mañana. Como siempre, últimamente (salvo hazaña del Athletic)  una portada de poner los pelos en punta, por muy repetitiva que sea: en grandes caracteres (muy grandes) podemos saber que Bárcenas sigue teniendo dinero, ahora en las Bermudas (dinero nuestro, no lo perdamos de vista) y que, por el contrario, Urkullu no tiene suficiente, así que nos va a subir los impuestos (dinero nuestro no lo perdamos de vista).
Y en caracteres un poco más pequeños se nos recuerda que sigue habiendo mobbing y niños acosados en nuestras aulas.
Y luego, en el interior, la solución (digo yo). Un largo artículo de opinión de Koldo Tellitua, presidente de Ikastolen Elkartea.
Desgrana el intento de reforma de la educación de Wert que “en resumen [no es sino] el enésimo intento de uniformización y control ideológico-social de un modelo educativo de Estado”.
Las antípodas, dice él, de lo que “nosotros” (entrecomillado, porque nunca sé quiénes son, cuando un sujeto individual utiliza el plural sin explicar a quién se refiere) , la sociedad vasca y sus centros educativos necesitamos. Y a partir de ahí tres grandes (grandísimas, enormes) ideas: “salir del carril de esta reforma” (aplausos por mi parte y por la parte de cualquier tipo de oposición, incluidas aquellas partes que consideren esta reforma “poco” derechosa); “avanzar hacia un sistema educativo propio” (propio, o sea propiedad, ¿de quién?, porque ahora sí que es importante saber a quién se refiere la primera persona del plural, que no me ocurra que cuando voy y digo que esto era mío –porque era nuestro- me quedo con dos palmos de narices); “y una Ley de Educación a fin de salvar y desarrollar la equidad y calidad de la educación de nuestro alumnado”  (y esto lo firmaría hasta el mismísimo Wert, o sea que no vale para nada).
Sigo con la duda del “nosotros”, pero algo se me aclara cuando para finalizar el artículo utiliza una unidad de medida de tiempo que nada tiene que ver con la educación, y sí con la política (o sea, de nuevo aquello del control ideológico-social por parte de un grupo o partido): “tenemos … toda una legislatura por delante”. No os voy a tratar como a tontos y no os voy a decir de la legislatura de quién se trata. Pero, está en mi primer párrafo y no es Bárcenas.
Me gustaría, pero otro día, preguntarme de dónde nace ese miedo a una evaluación exterior. ¿Qué pasa: que la financiación de la educación no es exterior, es decir, no procede de mis impuestos? Entonces, ¿de dónde el miedo a que sean mis impuestos los que evalúen? ¿Qué no seré suficientemente sensible, inteligente, generoso, abierto, capaz,…? Otro día, ¿vale?
Nota.- Tengo delante la edición impresa del Correo de hoy y de ahí ha salido todo lo de arriba. Soy incapaz de poneros un link al artículo de opinión. Lo siento.

viernes, 18 de enero de 2013

La vida es sueño








“La vida es sueño” en Bilbao. No sé si quedarán entradas aún, pero si leéis esto a tiempo y tenéis posibilidad no lo dudéis. Han sido más dos horas de gozada.
Es verdad que siempre he pensado que ésta es la mejor obra de Calderón y Calderón el mejor dramaturgo español (al menos entre los clásicos), pero es que la dirección, la puesta en escena, la interpretación, los decorados, la dicción, … Aparte de la riqueza de conceptos que se encuentra en la obra, aparte de los temas de la relación entre la realidad y el sueño, la libertad y la tiranía, el destino y el libre albedrío, la capacidad de entroncar todo eso en medio de una especie de comedia de enredos, que puede llegar a hacer reír, hace de ésta una obra para todos los públicos. Supongo que la adaptación de Mayorga (el hombre que está hoy en casi todo el teatro español) hace que la obra sea mucho más asimilable.
Os dejo dos frasecitas:
Dice Basilio:
           que a quien le daña el saber
           homicida es de sí mismo!

Y Segismundo:
               En lo que no es justa ley
                no ha de obedecer al rey.

En estos momentos del Athletic y del Basket de Fotis, lo mejor que podéis hacer este fin de semana es daros un paseo con Calderón.

jueves, 10 de enero de 2013

Mala hostia

OJO!!. No confundirse nada más leer el título.



Mala hostia, de Luis Gutiérrez Maluenda
Siempre hay una tarde de sábado lluviosa y perezosa; unos ratos después de cenar y antes de dormir en los que la perspectiva de la televisión no hace sino aburrir ya de antemano; un domingo de pijama; o un viaje largo y solitario… siempre hay unos ratos en los que se echa de menos una “bonita” lectura, relajante y compañera.
“Mala hostia” es una novela de detective; a la antigua usanza: con tiros, mamporros, borracheras, mujeres, buenos y malos, pobres y ricos, … Ocurre en Barcelona, alternando los barrios más lumpen con los hábitats propios de la alta burguesía catalana.
Su actualidad (local y temporal) es probablemente una de las pocas cosas que la distinguen de los clásicos, años 30 y Chicago. Los negros se han convertido en árabes y los chinos en “sudacas”.
Por lo demás, todos los ingredientes para pasar un buen rato. Sin más (que se dice ahora). Sin otra complicación. Cosa que se agradece un sábado de tarde gris, un día de viaje largo o una noche sin mejores perspectivas.

Además de dejaros esta pequeña reseña, me gustaría proporcionaros 4 páginas web, a mi modo de ver, muy interesantes, por diversas razones:
http://newalbumreleases.net/
Las dos primeras pueden proporcionaros muchas horas gratis de música, la segunda recomendadísima para recalcitrantes antiguos de cualquier tipo de música sudamericana, de Los Panchos a Víctor Jara, pasando por Gauchos-4, Inti Illimani,...
La tercera da "asilo" a los trabajos de teatro que estamos haciendo para la radio (sólo para Radio Tular, de momento) y la cuarta... la cuarta miradla con atención y, luego, pensad si algo de lo que hay allí merece la pena.